Hiking day!

El invierno se está acabando (o eso esperamos) y los días de solazo comienzan a abrirse paso. Así que la semana pasada Adam propuso levantarnos temprano el sábado (hecho inaudito porque en esta pareja la que se levanta temprano de manera natural soy yo), y echar a caminar montaña arriba. Hicimos un buen desayuno, cogimos las mochilas, un termo y algo de fruta, y nos dirigimos a Mt. Beacon. Al llegar resulta que la nieve en la montaña se derrite bastante más lento que en las calles, y en la subida íbamos esquivando las placas de hielo y diciendo “la…