Cómo mi vida cambió de rumbo 3 veces en un año – How my life changed completely 3 times in one year.

 

21743388_10212026266425353_688714625210814844_n

Hace justo un año me lié la manta a la cabeza y de un día para otro decidí que me iba a hacer el Camino de Santiago. Hice la mochila y me subí a un bus que duró 12 horas, otro más y me metí en el primer albergue que encontré. Caminar sola pensé que me iba a aclarar todo, que volvería con mi vida resuelta. En cambio, en mitad del camino literalmente en un bosque en medio de ninguna parte mi jefa me llamó para insistir en que aceptara la oferta y me fuera a la oficina de la empresa en Dubai. Le dije que nos veíamos el Viernes y seguí andando. Llegué a Sevilla el 1 de Septiembre, me duché y me fui a trabajar. Y allí acordé con ellos muchas cosas que en teoría iban a pasar y decidí irme. Para mí fue casi una victoria. 5 años en la empresa sobreviviendo a cambios, despidos y proyectos que nos llevaban de ataque de ansiedad en ataque de ansiedad. Y ahora me iba a Dubai, a llevar un proyecto, ganar más dinero, subir de posición… Finalmente todo llegaba. Pero resulta que la vida te enseña a veces que lo que más quieres es lo que menos necesitas, y pronto me di cuenta de que ni Dubai me interesaba, ni el cliente me merecía ningún respeto, ni mi empresa tampoco. En Marzo decidí que mi vida tenía que ser más que un sueldo, un piso en un rascacielos y un coche (que además no sabía conducir). Y dejé el trabajo.

Cuando tienes 30 años y dices que vas a dejar un trabajo en el que ganas lo que en España se podría considerar un dineral, y en el que te pagan todos los gastos la gente te mira un poco como si estuvieras loca. Pero empaqueté mis cosas y el 1 de Abril estaba en Sevilla comiéndome una torrija y recuperando mi vida, mis cosas en cajas y planificando lo desconocido.

Pero antes de que todo eso ocurriera, en Noviembre alguien volvió a llamar a mi puerta un año y medio después de conocernos. Adam siempre intentó al menos ser mi amigo, y quizás porque algo de mí sabía que era mucho más, me escurrí durante mucho tiempo. Pero esta vez no lo iba a dejar escapar y me encontré de pronto a miles de kilómetros de distancia de la persona más bonita que he conocido en mi vida.

Y así entre planes y vueltas, Adam y yo nos vimos en NY, en España y en algún sitio intermedio. Muchas llamadas, muchos mensajes, fotos y amor del que te calma. Y ahora, aquí me encuentro, en una visita que se ha convertido en el plan más loco de nuestra vida, porque NOS CASAMOS!

Este año he aprendido muchísimo, sobre mí misma, sobre la vida y sobre el amor. Pero sobretodo he aprendido que hacer planes no sirve para mucho porque las cosas pasan y aunque la felicidad no es fácil de conseguir cada día, yo os garantizo que existe.


 

Just a year ago I abruptly decided to go and do the Camino de Santiago (a pilgrimage in the north of Spain). I packed my stuff that same day and hopped on a bus, that in 12 hours, dropped me in Galicia. I took another one and I was already at El Camino and ready to start walking. I thought that doing it by myself would help me to figure out my life. Oddly enough right when I was in the middle of nowhere I received a call from my boss insisting on me accepting a new position and moving to Dubai to the new office my company was opening there. I said I would see her that Friday back in Sevilla and continued walking until I arrived to Santiago with just as many questions (if not more) than when I started El Camino. I was back in Sevilla on September 1st and after some negotiation I agreed to pack my 3 pieces of luggage and move to Dubai. I felt like I was making it: more money, responsibilities, and basically leading a project on my own. The company was paying for all my expenses… after 5 years of working my ass off that, was my moment.

Well, I was wrong. I hated the place, the clients, and the way my company was making me work. Things didn’t make sense anymore and I had to make an effort to understand that I was extremely wrong. That was not my dream, not my life. And after 7 months I quit and went back to Spain.

But before that even happen, in November someone I met a year and a half before “knocked on my door”…again. And this time I wasn’t going to let things go. Nothing ever happened between us when we met, but I always knew it would, and I guess that’s why I ran away from him so many times before. But this beautiful person was always ready to at least be my friend.

As impossible as it might sound, he was in NY and I was in Dubai, and even when I quit my job in April, we still had an ocean in between us. But hard as it was we worked things out, seeing each other in NY or Spain or somewhere in between. And suddenly, here I am, visiting him and saying yes to the craziest plan ever. We are getting married!

I have learned so much in a year, about me, about life, and about love. But mostly I’ve learned to not make plans anymore, because things finally happen and happiness is not easy to achieve everyday, but it is real.

2 Comments

  1. muchas Felicidades! yo pensaba que las crisis existenciales solo le sucedian a los viejos y si el dinero yblas posesiones son cosas vanales que sirven para medio pasar crisis de salud u presumir a la gente que ni te importa, pero lo importante y necesario es lo que no cuesta dinero y te llena el corazon

    Le gusta a 1 persona

    1. Muy cierto! Gracias por leernos! ☺

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s